San Ignacio en su tierra

En 1491 nace en Azpeitia Iñigo de Loiola. El que será fundador de la Compañía de Jesús y es considerado el vasco más universal, vive su infancia entre la actual "Santa Casa" o Casa-Torre de Loiola y el caserío Egibar, vivienda de su nodriza María Garín. El caserío se puede visitar y alberga hoy el Museo del Medio Ambiente. La Santa Casa la encontramos dentro del Santuario, pegante a la Iglesia. En ella, magnífica torre de recios muros en los pisos bajos y elegante decoración múdejar en ladrillo en la zona superior, podemos apreciar como era la vida cotidiana de los Oñaz-Loiola.

Iñigo era el más joven de 13 hermanos y su familia, que ostentaba el patronato de la parroquia de Azpeitia, era poderosa y bien relacionada. El mismo Contador Mayor de Castilla pedirá al señor de los Loiola que le envié uno de sus hijos para tenerlo en casa como suyo. Iñigo tuvo el privilegio de ser elegido y fue a Arévalo en 1505, permaneciendo allí hasta el año 1517, toda su juventud. Después será ya hombre de corte y de palacio. Posteriormente, paso a servir al Virrey de Navarra, participando en la toma de Najera y se le encomendará una misión de paz en Gipuzkoa. En mayo de 1521 fue herido en el combate de la ciudadela de Pamplona, siendo este el punto de partida de su proceso de conversión. Durante su largo período de convalecencia en Loiola, muy apropiado para el estudio y la reflexión, inicia San Ignacio su camino de maduración cristiana.

Tras peregrinar a Tierra Santa pasando por los Santuarios de Arantzazu y Loiola_PilaMontserrat, realiza estudios en Barcelona, Alcalá y París, dedicando unos 12 años a su formación universitaria. En abril de 1535 abandona París, para regresar de incógnito a Loiola, donde visita a su familia. Se aloja, no en la lujosa casa familiar sino en el Hospital de la Magdalena de Azpeitia. Durante esta breve estancia predica en la ermita de Nuestra Señora de Elosiaga subido a un ciruelo y en la Iglesia Parroquial de San Sebastián de Soreasu de Azpeitia, donde se conserva la pila bautismal en la cual fue bautizado. En las cercanías del Santuario de Loiola se halla la ermita de Olatz del s. XIII, que guarda una preciosa imagen de la Virgen y a la que el santo profesaba una especial devoción.

 

FaLang translation system by Faboba

Aires natales

Urola Erdia

 

Loyola APP

logo-app-loiola app-logo-android app-logo-apple

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of the site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our Privacy Policy.

I accept cookies from this site