Capilla de la Piedad de San Miguel de Oñate

La capilla de la Piedad fue construida a partir de 1530-1531 a expensas de Don Rodrigo Mercado de Zuazola.

Se accede a la capilla a través de una reja de 7 metros se ancho por 8 de alto, y su tema central es una escena de la Piedad. En el lado del presbiterio hay una segunda reja de 3.85 metros de ancho por 8 de alto, muy parecida en su estructura, riqueza ornamental y calados a la anterior. En ellas se puede leer la fecha de 1535.

En su interior, el muro norte aparece cubierto por el mausoleo del obispo Zuazola, construido en mármol de Filabres antes de 1532 y cuyo autor parece ser Diego de Siloé, aunque no hay documentos que respalden esta autoría.

El mausoleo está ordenado arquitectónicamente a modo de retablo. En el nicho central nos encontramos con el grupo escultórico de Don Rodrigo orante, asistido por una virtud y acompañado de un servidor, que tiene como fondo el relieve del Espíritu Santo entre nubes y ángeles.

El retablo de la Piedad ocupa la cabecera de la capilla. De estilo plateresco, se realizó según la documentación existente, entre 1533 y 1536. En la obra intervinieron los escultores vecinos de Oñate, Martín de Iragorri y Juan de Olazaren, y Andrés de Mendiguren y Juan de Ayala. Consta de banco, tres cuerpos y ático, en cinco calles, todo en relieve.

Frente al mausoleo está el sepulcro de Don Rodrigo, encargado a Pierres Picart. Contrasta en su sencillez con el retablo y el mausoleo, pues sólo consta de un sarcófago sostenido por un pilar cuadrangular con basa y plinto y tres angelotes en el capitel. En una cartela se puede leer la fecha de 1548.

FaLang translation system by Faboba

El arte de puertas adentro

Urola garaia

Urola Erdia

Debagoiena

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y realizar labores analíticas. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies.