Retablo de la Iglesia del Convento de la Santísima Trinidad de Bidaurreta (Oñati)

El matrimonio formado por Juan López de Lazarraga y su mujer, María de Gamboa, funda el monasterio de Bidaurreta a principios del siglo XVI en Oñate. La iglesia de planta de cruz latina se levanta adyacente al edificio monacal. En su interior, en el lado izquierdo del altar, se sitúa el precioso retablo plateresco de la primera mitad del siglo XVI. Originariamente fue el retablo del altar mayor de la iglesia, pero en el siglo XVIII pasó a ocupar su lugar actual.

La estructura de este retablo del siglo XVI es clara: sobre la predela presenta dos cuerpos divididos en cinco calles en las que se disponen hornacinas rematadas con medias conchas. Todas las hornacinas aparecen decoradas con relieves excepto las de la calle central, de la que no se han conservado relieves hasta nuestros días; en su lugar, se han colocado varias esculturas.

En la predela aparecen figuras de los apóstoles, tres en cada calle, cada uno con su atributo: San Pedro con llave, Santiago con báculo y sombrero de peregrino... los tríos se coronan por cabezas de ángeles alados típicos del plateresco.

Las imágenes del primer cuerpo representan escenas del nuevo testamento. De izquierda a derecha: la Anunciación, la Visitación, el Nacimiento y la Adoración de los reyes. En el segundo cuerpo, 4 escenas con Adan y Eva como protagonistas narran la creación del hombre hasta la expulsión del paraíso. El retablo se corona con un ático en el que la Virgen, el Señor y San Juan forman el grupo del calvario.

La delicada talla de las figuras, su rica decoración y policromía hacen de este retablo una joya del renacimiento gipuzkoano.

FaLang translation system by Faboba

El arte de puertas adentro

Urola garaia

Urola Erdia

Debagoiena

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y realizar labores analíticas. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies.