El arte de puertas adentro

  • Mausoleo del Obispo de Zuazola y el retablo de la Piedad
  • Destaca por su riquísima policromía original y por la calidad de su escultura
  • Joya del Renacimiento de Gipuzkoa
  • Ricamente decorado, en él sobresalen por su calidad y belleza, las imágenes de los Cuatro Evangelistas situados en la predela
  • Ejemplo paradigmático de los templos columnarios de esta época
  • Retablo con mayor influencia italiana de Gipuzkoa
  • Obra de Juan de Lizarazu, del siglo XVI
  • En el interior de esta iglesia del s. XIV tenemos el retablo renacentista del s. XVI
  • Las bóvedas de las naves laterales, las 4 cúpulas de la nave central y los capiteles de orden toscano construídos en madera son sorprendentes
  • Destacan el retablo barroko del Altar Mayor, el baptisterio de San Ignacio y la Capilla de la Soledad
  • Destacan el órgano Cavalle-Coll y tres de sus retablos

Retablo de San Bartolomé. Iglesia de San Bartomé. Itsaso

En Itsaso destaca la Iglesia de San Bartolomé y su reloj del campanario que data de 1730, uno de los más antiguos de Gipuzkoa.

El templo data del siglo XVI, pero conserva restos anteriores, como la portada románica tardía.

Consta de tres naves con arquerías de medio punto y ábside poligonal. El retablo mayor es del último tercio del siglo XVI. Como curiosidad hay que destacar, que en una de las paredes hay una estrella grabada, de la que se desconoce su origen.

Esta parroquia, alberga un retablo del siglo XVI. Este retablo consta de un banco, tres cuerpos, tres calles y guardapolvos.

En este retablo, en medio del banco, está el sagrario, que no corresponde al retablo por la época en el que se hizo. A uno y otro lado podemos observar la Flagelación y el Ecce Homo.

En el primer cuerpo, la imagen central la ocupa San Bartolomé. Lleva en su mano un cuchillo, que más parece un machete, por lo que no es fácil identificar al santo por éste símbolo, que quiere ser el de su martirio. A ambos lados, dos relieves historian la Anunciación y la Visitación de Nuestra Señora.

En el segundo cuerpo, se historian el Nacimiento y la Adoración de los Reyes.

La decoración del retablo es muy buena. Cabecitas de ángeles en los frisos, conchas en los encasamentos...y mucha policromia fina, pero muy abundante, no sólo en los relieves, sino por los frisos y arquitrabes, donde se decoran todos los espacios con guirnaldas de flores. Tal vez esto último, producto de alguna restauración posterior.

Este retablo de 1575 fue realizado (estofado y dorado) por el urretxuarra Juan de Lizarazu.

FaLang translation system by Faboba

Multimedia

Bakardadearen Kapera

Tourseko San Martin

El arte de puertas adentro

Urola garaia

Urola Erdia

Debagoiena

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y realizar labores analíticas. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies.